La Cavitación son microburbujas de vacío en el interior de un líquido y fluido seguido de su propia implosión.

Provoca la destrucción de la célula adiposa que consigue la transformación de la grasa en una sustancia liquida (diglicérido), que se va a eliminar a través del sistema linfático y vías urinarias.  Sin dañar la microcirculación.

Este tratamiento está indicado para la celulitis y adiposidades rebeldes, de duración de 30 minutos en la zona a tratar (abdomen, flancos, cartucheras y rodillas).  Las sesiones se realizan cada 4 días para que el organismo le dé tiempo a eliminar la grasa.

Se recomienda beber 1 litro y medio de agua antes de cada sesión y después de la sesión seguir bebiendo agua, de 8 a 10 sesiones, dependiendo la zona a tratar y el estado de la paciente.

Es importante hacer seguidamente un drenaje linfático, ya sea manual o con presoterapia o si hay flacidez se aplicara radiofrecuencia con vacunoterapia (Vela Smoth)